ANAÏS GARCÍA PÉREZ

ANAÏS GARCÍA PÉREZ

 

Mi aportación al proyecto Acorrala2 trata de “los ojos de la corrala”, es decir, todas esas ventanas que asoman al patio de corrala. Todas esas ventanas acorraladas que se miran entre sí o que cierran los ojos. Que se abren para ser vistas y dejar ver, o que se protegen de las inclemencias del exterior. Ojos siempre protegidos por sus particulares “pestañas”.

Estas ventanas son para mi el tamiz  y la frontera entre el espacio comunitario de la corrala y el espacio privado de cada una de las viviendas.

Recopilo aquí algunos “ojos cerrados” con los que el diálogo fue nuestra mirada mutua y “algunos ojos abiertos” que me brindaron su generosidad y me dejaron ver más allá.

Sin duda cada ventana cuenta un poquito de la historia que hay detrás.

cenefa-tendedero-_m